Según el doctor Guillermo Izquierdo, los estudios neuropsicológicos les están permitiendo observar un patrón diferente en las formas primarias progresivas de la EM que, por razones de tratamientos, ahora son muy importantes, ya que por primera vez tienen un medicamento para tratar esta etapa de la enfermedad. Por esta razón, en el área de Neuropsicología de esta Unidad hay otros muchos proyectos, como son los estudios generales, tratamientos y, sobre todo, perfiles y formas evolutivas. Tener a los pacientes perfilados desde el punto de vista neuropsicológico es muy importante. La neuropsicología también les va a servir para el pronóstico, junto a otras pruebas complementarias como la OCT, y la atrofia, así como la aplicación de nuevas tecnologías, como la RM en la atrofia.

Big data

Otro de los avances en el diagnóstico y tratamiento de la EM está siendo trabajar con bases de datos de pacientes de varios países, lo que permitirá establecer tratamientos personalizados cruzando los datos

El equipo del doctor Izquierdo ha sido el impulsor de un proyecto internacional que cuenta con una base de datos de más de 40.000 pacientes diagnosticados de EM de todo el mundo, de los cuales su equipo aportó unos 2.000.

“Con la aplicación de ciertos parámetros de inteligencia artificial, basados en el big data, y el conocimiento de los neurólogos, se pueden establecer tratamientos personalizados en función de unos patrones de comportamiento de la enfermedad”, según afirma el especialista del Hospital Vithas Nisa Sevilla. Esta gran base de datos también está permitiendo descubrir marcadores genéticos que predisponen a la EM.

0
0
0
s2sdefault