La principal línea de trabajo de la Unidad de EM es la Investigación. Desde mediados de 2018 está trabajando en ensayos clínicos con fármacos para diferentes formas evolutivas en fases de investigación II, III y IV, y estudios epidemiológicos, que incluyen epidemiología descriptiva y analítica en relación con probables desencadenantes de la enfermedad incluyendo estudios genéticos.  Los tratamientos sintomáticos, incluyendo las alteraciones esfinterianas, la espasticidad y la fatiga son también objetivos claves de la investigación que se lleva a cabo en esta Unidad.

Otra de las líneas de investigación radica en el estudio del líquido cefaloraquídeo, en una doble faceta de servicio, ya que se pueden hacer estudios de bandas oligoclonales a muchos centros de Andalucía, resto de España y Latinoamérica”.  Según la revista Neurología, “la presencia de secreción intratecal de bandas oligoclonales de inmunoglobulina G (IgG) en el líquido cefaloraquídeo continúa siendo la alteración inmunológica de mayor utilidad para el diagnóstico de esclerosis múltiple (EM)”. 

Pero también se emplean nuevas técnicas, como puede ser el estudio de los neurofilamentos, de cara al diagnóstico, pronóstico y respuesta al tratamiento. La concentración de esta proteína en el líquido cefalorraquídeo puede predecir el nivel de actividad de la EM.

La Unidad de EM del Hospital Vithas Nisa Sevilla también empleará la OCT (una prueba que permite el estudio de la retina “en vivo”) para el diagnóstico evolutivo de la enfermedad y analizar las respuestas a los tratamientos.

Otra de las áreas de la Unidad es la Neurofisioterapia, con proyectos de trabajo referidos a las caídas, al suelo pélvico y, como proyecto estrella, ya en funcionamiento, el estudio para analizar el deterioro de la marcha en pacientes con EM, con un pasillo digital de 8 metros, y un estudio con plantillas digitales para analizar también el deterioro de la marcha.

0
0
0
s2sdefault