Según la Sociedad Andaluza de Neurología, “la EM es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central que causa limitaciones y falta de autonomía en el paciente, siendo una de las primeras causas de discapacidad no traumática en población laboralmente activa. Pero esta enfermedad no solo repercute en el paciente, sino también en el entorno familiar por sus implicaciones sanitarias, económicas y sociales. Tres de cada cuatro diagnosticados son mujeres. Y la mayoría de los diagnósticos se producen entre los 20 y los 40 años”.

De momento es una enfermedad que no se puede pronosticar. Y está presente en todo el mundo. El número de pacientes con esclerosis múltiple se ha duplicado en las últimas dos décadas, principalmente debido a los mejores medios diagnósticos y al menor tiempo para llegar al diagnóstico. Pero ya se empieza a apuntar que determinados factores ambientales pueden jugar un papel fundamental en la aparición y evolución de esta enfermedad.es

0
0
0
s2sdefault